Testimonio sobre el taller de Daygame personalizado por J.

El primer abordaje del taller de daygame.

El primer abordaje de la sesión.

Hola a todos, os voy a contar mi taller de ayer con Álvaro Reyes. Por cuestiones de anonimato no diré mi nombre, pero sí te diré que soy un chaval normal y corriente, ni guapo ni feo, edad de treintaypico y tan normal como tú que me estás leyendo ahora mismo.

Desde que tengo uso de razón la sensación de nudo en la garganta y de quedarme petrificado al ver a una mujer atractiva y desconocida lleva persiguiendome implacablemente. No tengo problemas en hablar con chicas que ya conozco o que me presenta algún amigo pero jamás he podido abordar a una chica que no conociese y mucho menos mantener una conversación con ella.

Ya sea por la calle, de noche tomando algo o en una tienda de ropa siempre me pasa igual, una mujer me llama la atención e inmediatamente me quedo sin palabras, los nervios me atacan y pienso que si me acerco lo primero que me va a salir será un débil balbuceo, que ella se reirá y me sentiré peor todavía, por lo tanto durante ese tiempo de duda empiezo a pensar miles de excusas para no decirle nada, todas las que se me ocurren hasta que por fin desaparece la chica, se quitan los nervios y me siento como un cobarde; alivio y frustración.

Hace un par de fines de semana estaba en Valencia con un par de amigos y me pasó lo de siempre, ví una mujer impresionante, guapa y sola tomando algo en un pub de noche, estaba pidiendo a gritos que alguien se acercara a charlar con ella pero sólo el hecho de pensar en esa idea notaba como mi garganta se secaba, una fuerza me ataba a la silla y a la copa que estaba bebiendo, no me podía ni mover.

Pasó lo que tenía que pasar y lo que siempre pasaba, terminé yendo a mi casa sólo, cabreado conmigo mismo, frustado, poniéndome excusas sin haber hablado con esa ni con ninguna chica y pensando que era un cobarde. Esto tenía que terminar en ese mismo momento por lo que según llegué a casa encendí el ordenador y le escribí un mail a Álvaro Reyes pidiéndole un taller.

Tras una semana de nervios ayer llegó el gran día, domingo 7 de Abril era mi taller personalizado con Álvaro. Taquicárdico y muy nervioso, me había leído dos veces el libro “Seducción Élite”,  no estaba seguro si me iba a atrever a hablar con alguna y me consolaba la idea de pensar de que por lo menos la primera parte del taller era teoría por lo que todavía quedaba tiempo para la parte dura, la práctica, que es la que me ponia de los nervios.

Nada más lejos de la realidad, lo primero que me dijo Álvaro fue “Venga, vamos a practicar un poco antes de la teoría” sudores y escalofrios empezaron a recorrer mi cuerpo en ese mismo instante, no tenía escapatoría, Álvaro estaba decidido y yo había tomado la determinación de cambiar mi vida en ese aspecto por lo tanto tenía que hacerlo.

Ttras un par de preguntas para ganar tiempo y saber que decirle a la chica, me dijo “Vamos, aborda a esta chica”, la verdad es que casi no me dió tiempo de ver a una pedazo de rubia, alta, con unos pantalones ajustados y unos preciosos ojos azules que se acercaba en mi dirección… pero ya estaba todo vendido, no podía huir y tenía que pararla, estaba allí para eso, no valían más excusas, necesitaba aprender a hablar con chicas desconocidas y sin pensarlo le lancé a la chica un “Hola como estás?”.

Sin saber muy bien cómo y haciendo uso de un par de frases que me había soplado previamente Álvaro, me encontré que en menos de 5 minutos la preciosa rubia estaba bastante más sorprendida y nerviosa que yo (es la chica de la foto de más arriba), maravillada de que hubiera sido tan sincero con ella y dándome su número de teléfono para tomar un café algún día.

Dicho y hecho, la chica se va y yo que hacía cinco minutos no hubiera podido hablar con una desconocida acababa de no sólo hablar sino hacerla reir, sorprenderla y lo increible es conseguir su número de teléfono para una futura cita.

A continuación tuvimos un rato de esclarecedora teoría, por qué pasan las cosas y cómo actuar ante ellas, en qué partes se divide un abordaje, etc donde se vieron respondidas bastantes de las preguntas que siempre me solía hacer.

Una vez hecho esto fuimos a la parte importante, la práctica en sí, estuvimos practicando diferentes ejercicios para potenciar aquellas partes en las que yo estaba flojo, que son casi todas, me atreví a hacer cosas que jamás, y repito bien claro jamás, hubiese pensado que haría teniendo en cuenta lo tímido que soy y finalmente me dijo que abordara un set de dos chicas que estaban solas tomando algo en una terraza.

Allí que fui y 25 minutos más tarde ahí seguía conversando y riéndome con las chicas, Álvaro se sentó al lado de una y siguiendo todo lo que él iba haciendo logré cerrar con beso tal y como él mismo acababa de hacer hacía 10 minutos con la otra chica.

J. realizando un cierre con beso para finalizar el taller de Daygame.

J. realizando un cierre con beso para finalizar el taller de Daygame.

Resumen: abordé a unas 15 o 20 chicas, algunas de las veces en las situaciones más ridículas que os podais imaginar, conseguí todos los números que pedí, que fueron 5 y en el último abordaje cerré con beso.

Una tarde que nunca hubiera pensado me pudiera ocurrir a mí. La verdad es que fue alucinante. Muchas gracias Álvaro y al libro “Seducción Élite” por ayudarme tanto en este camino.

Si no puedes desplazarte a Madrid para un taller presencial, no te preocupes, apúntate aquí a una sesión de coaching online para aprender a perder el miedo en las interacciones sociales y recibir asesoramiento sobre tu lenguaje corporal, tu conversación y sobre cómo guiar una interacción con una chica.

Comments

  1. leyendo esto me recordó un amigo en el Gym hace unas tres semanas me dice : “tony , la próxima vez que te vea platicando con esa chica me voy acecar y me la vaz a tener que presentar” y luego me pregunta : “¿como la conocistes?¿tiene novio? ” a esta yo le contesté : “pues si me tira los canes es que no tiene ” aquí evité que me magueara . Pero todo esto me puso a pensar y a filosofar : ¡ la cantidad extraordinaria de tipos que debe de haber que no se atreven a abordar a una chica que les gusta por su cuenta, tienen que esperar a que se las presenten ! claro yo hace muchísimo pase por eso , me acuerdo en mis 12 años igual como se me hizo un nudote en el cuello cuando me iba a presentar una niña que me encantaba en la secundaria hasta se me calentó el cuello , pero la verdad ya no recuerdo el tiempo en que se me quito el miedo a abordarlas, pero fue porque empece a leer libros que te decían como eran las mujeres .la verdad es que hay que atreverse, aventarse y aprender con las aventadas. saludos

  2. Felipe Sierra says:

    Que buen artículo enserio me da mucho ánimo de seguir adelante y que también yo puedo. Ojalá nos digas como va ido después de tu salida.
    Saludos.

Speak Your Mind

*

https://forms.aweber.com/form/61/608618861.htm