Con El Daygame No Necesitas Ningún Ala

Álvaro Reyes En Acción.

Álvaro Reyes En Acción.

El daygame es algo muy divertido porque te permite conocer a mujeres a cualquier hora del día, en cualquier situación.

Eso sí, no todo el mundo tiene la capacidad para ello, unos por miedo y otros por desconocimiento acaban “perdiendo” a esa chica que tanto les ha llamado la atención y que les ha hecho olvidarse por segundos de todo aquello que estaban pensando.

No te preocupes si esto te está pasando, a mí también me pasó en mis inicios pero la constancia y el tener un buen maestro que te oriente, harán que tus resultados comiencen a aumentar de manera considerable y visible.

El juego por el día es muy diferente al juego que se despliega por la noche, además una de las ventajas que posée el juego de día es que no necesitas ningún compañero que salga contigo para ligar, aunque si te acompaña no está mal. Por la noche las mujeres te miran raro si vas solo, mientras que por el día no pasa nada si vas solo, porque muchas de las mujeres que vas a abordar también van solas.

Puede que hayas salido a dar un paseo, puede que vayas de camino al trabajo o puede que te vayas de viaje de fin de semana y lo más seguro que te vas a encontrar a una mujer en situaciones similares y sola con muchas ganas de hablar y de compartir experiencias contigo, pero si no le das la oportunidad de conocerte, os iréis los dos con una experiencia menos.

Cuando empecé en el terreno del daygame nadie me acompañaba al salir a socializar y a conocer mujeres porque hay mucho miedo escénico y la mayoría de la gente se acobarda cuando llega el momento de hacerlo, de hecho al principio me acobardaba hasta yo, pero cuando quieres cumplir un sueño y lograr objetivos, haces todo lo posible por vencer a ese miedo.

El hecho de ir solo no me impidió tener resultados, al principio no tenía los resultados que quería porque no tenía las habilidades necesarias, pero una vez que las fuí adquiriendo, los resultados son más que visibles y los alumnos cuando están conmigo son partícipes de esos resultados debido a que ven que las mujeres les responden de una manera diferente a la que les respondían antes.

Saliendo a realizar Daygame solo me han pasado aventuras que son dignas de una película de Hollywood: Citas instantáneas acabadas en beso, besos en mitad de la calle acabados esa misma noche en sexo, sexo en un baño público, etc. De hecho, os voy a contar una experiencia muy divertida que me ocurrió hace un par de meses el día de antes de impartir un taller en Galicia.

Parte de Sargeo: Haciendo Daygame Solo

Llegué a Santiago (Galicia) el Viernes, porque tenía que impartir un taller el Sábado de Daygame, así que decidí salir por la tarde a conocer la ciudad y ya de paso conocer a chicas de la ciudad, ya que de decían que las gallegas eran duras de pelar. Sinceramente, me tiré toda la tarde viendo una película que me habían recomendado debído a que estaba super cansado del víaje y a eso de las 18:00 decidí poner rumbo a mi aventura y me fue como el culo.

El contexto no ayudaba nada, estaba lloviendo, hacía algo de frío y la poca gente que había caminaba rápido y deprisa. Acabé metido en una tienda de golosinas hablando con la dependienta durante más de media hora y cerrando con número de teléfono, proponiendo quedar esa misma noche porque ella iba a salir. “Algo es algo”, pensaba yo pero la verdad que la tarde no se había dado tan bien como yo esperaba, así que no me podía ir así a casa, necesitaba hacer un último abordaje antes de que llegase un amigo gallego con el que había quedado para cenar.

De repente veo a una mujer sóla en la otra acera, por lo que miro a ambos lados de la carretera, no viene nadie y cruzo corriendo.

Álvaro: “Hola, ¿Qué tal? Estaba un poco perdido, es mi primer día por Galicia y estaba deseando conocer a alguien simpático. De repente te he visto a tí, debe ser por algo”.

Chica: “Jaja, pues la verdad que estoy paseando porque pronto me tengo que ir a casa, que he quedado para cenar con una amiga”

Álvaro: “Me lo imaginaba… Una chica sola y lesbiana. Hoy no es mi día de suerte.”

Chica: “No soy lesbiana, me gustan los chicos. De hecho estaba casada hasta hace dos años, pero me vine a Santiago a disfrutar de un año sabático con amigas de mi país que viven por aquí.”

Álvaro: “Sabía que no eras de aquí. Me habían dicho que escondías algún secreto. Sorpréndeme.”

Chica: “Soy de Brasil”

Veía que ella correspondía mucho a mi conversación, mostraba interés, no paraba de reírse y de hablar con un acento portugués que me estaba empezando a hipnotizar. Tenía que apostar fuerte, no quería que mi tarde acabase con un cierre de teléfono en mitad de la calle.

Álvaro: “Llevamos 7 minutos hablando y riéndonos, yo me lo estoy pasando muy bien. Además, el tiempo no acompaña mucho, si no tienes mucha prisa me gustaría seguir esta conversación en ese bar que hay enfrente. Lo he comentado con mis neuronas y todas opinan que es la mejor opción, me defraudaría mucho que no pensases lo mismo.”

Chica: “Vale, tengo todavía un rato. Vamos a tomarnos algo, me apetece.”

Había conseguido llevarme a la chica a un entorno mucho más relajado, le había dado un buen pretexto para hacerlo y quería seguir avanzando en la interacción. Allí en el bar pudimos intercambiar y hablar sobre nuestra familia, sobre nuestro trabajo, sobre nuestros hobbies y nuestras pasiones, lo cual ayudó para entrar en una conversación emocional y salir del terreno lógico con el que jamás hubiera conseguido nada. Hubo un momento muy divertido en la conversación que no olvidaré nunca:

Álvaro: “Veo que eres una persona muy extrovertida, que disfruta mucho del momento presente y además que no se intimida fácilmente. Pero estoy seguro de que algo te puede hacer temblar.”

Chica: “Jajaja, ¿Qué crees que podría hacerme temblar?”

Álvaro: “Los madrileños tenemos un encanto especial y estoy seguro que si hiciera lo que estoy pensando, provocarías un terremoto con tus temblores. Todas vais de que nada os altera, pero luego en el fondo os venís abajo muy rápido”

Chica: “A ver, trata de ponerme nerviosa”. (Señales muy claras, me pedía que avanzase, el semaforo estaba en verde, en verde fosforito como mínimo)

Álvaro: (la beso)

Tras el beso, ella reacciona con una sonrisa y continuamos hablando. Seguimos hablando sobre los miedos personales y ella me confiesa que tiene un miedo muy grande al hablar en público, así que se me ocurre una gran idea que no podía dejar pasar.

Álvaro: “Tu ahora te tienes que ir a cenar con una amiga y yo ahora me tengo que ir a cenar con un amigo. Me has caído bien, así que quiero enseñarte a perder ese miedo. Tenemos poco tiempo, pero estoy seguro de que algo podemos practicar en mi hotel, allí tengo organizado todo el taller de mañana así que me gustaría enseñarte cosas que no les suelo enseñar a cualquiera. Pero me tendrás que prometer que estas técnicas secretas no se las enseñarás a nadie, son un secreto heredado de tribus africanas.”

Chica: “Vale, me gustaría. La verdad que me da mucho miedo hablar en público, si no está lejos vamos.”

Pedimos la cuenta y la chica que acompañó a mi hotel. Le dije que no podía ver lo que iba a sacar de la maleta, que sería una sorpresa y le puse una venda en los ojos. Me bajé los pantalones y no volví a retirar la venda de sus ojos. Nos acabamos perdiendo el miedo y fue una experiencia muy divertida. Esa misma noche yo me fuí con otra chica a su casa y le dejé la habitación a mi amigo gallego, al cual no le dejaron pasar a la chica que llevaba debido a que a mí ya me habían visto pasar con otra antes y le fastidié la faena. Pero fué muy muy divertido, deberías probar nuevas experiencias.

¡Un saludo!

Si quieres saber mucho más sobre cómo desarrollar tu actitud seductora en tu día a día puedes comprar mi libro “Seducción Élite” o solicitar mis talleres presenciales de seducción nocturna o diurna para incorporar nuevos hábitos en tu día a día y potenciar todas tus habilidades seductoras. Mira los talleres que ofrezco e inscríbete AQUÍ.

Si te ha gustado el artículo no olvides apoyar mi trabajo compartíendolo en las redes sociales dándole a “Me Gusta” y no olvides suscribirte a esta web en el formulario que está en la columna de la derecha.

Comments

  1. Pablo López says:

    Alvaro, que recomiendas para acabar con esa ansiedad de aproximación. Cuando paro a chicas por la calle el momento justo antes de pararlas, involuntariamente, mi corazón se acelera y hace que mi tono de voz y mis movimientos crean en la chica cierta inseguridad y yo no este cómodo al saber eso.

  2. Hola Alvaro, recién me he enterado de tu método y de ti en general. Había leído sólo a tu colega, David del Bass y así como él ha enseñado y detallado aspectos de su pasado, me gustaría saber cómo era el “Alvaro Reyes del pasado”… Algunas descripciones más o algunas fotos… Eso sí, tengo pensado en acudir a uno de tus talleres y en adquirir el libro de Seducción Elite, sólo tengo que reunir un poco mas de pasta y encontrar un hueco porque la ingeniería me consume…

    Un saludo!

    Carlos.

  3. Antonio says:

    hace como 4 años estuve ligando por badoo la verdad me fue bien pues todas las citas que tuve terminaron en sexo y dos noviasgos que tuve que me hicieron disfrutar a las chicas varios meses. Lo que no me gustó de badoo y por lo que ya no estoy ahi es que la maypria son chicas que no me gustan, de echo con las que tuve sexo inmediato ya no les volvi a llamar por lo mismo. Creo que el Daygame es lo ideal para conseguir la chica que uno quiere , ya que escoges a quien abordar y sola. Nomas casi no tengo tiempo por el trabajo pero creo que es lo que ocupo . saludos

Speak Your Mind

*

https://forms.aweber.com/form/61/608618861.htm