Mi primer día con Álvaro por Y.

Y. es una chica muy especial que llevo conociendo unos meses y cada día que paso con ella, me fascina cada vez mas. Es una chica que llama muchísimo la atención por su elegancia y clase al vestir que combinado con su personalidad tan única y especial, hace que no sea una chica mas para mí. Y ella lo sabe de primera mano.

¿Cómo conocí a Y.?

En ese momento estaba dando un taller de Daygame a un alumno que vino de Suiza a recibir un taller, pero mientras estaba hablando con él me dí cuenta en un tatuaje que llevaba esta chica muy raro y peculiar.

Yo soy biólogo y el tatuaje era un electrocardiograma, por lo que me sentí muy identificado con ella y me sentí en la obligación de conocerla. Desde entonces grandes cosas hemos podido vivir juntos y seguro que nos quedan muchos buenos momentos. Os dejo con Y.

¿Cómo conocí a Álvaro?

Testimonio de Y sobre su interacción con Álvaro Reyes

El momento exacto conocí a Y.

Una mañana de gestiones como cualquier otra iba caminando por Sol fumando un cigarrillo y bebiendo un café cuando veo que un chico viene hacia mí y me para en el acto.

Me saluda y me dice que no ha podido evitar fijarse en mi tatuaje de la muñeca (un electrocardiograma) que le parece muy original y que nunca había visto nada parecido.

Me encantó ese detalle, algo tan insignificante para cualquier otra persona pero con tanto valor para mí que ver cómo lo valoraba me hizo sentirme cómoda con él, no sé porque motivo… Después, hace relación al electro de mi tatuaje con un estudio sobre el cerebro que él había hecho.

Tras contármelo se presenta: “Por cierto, me llamo Álvaro”. Me quedé un poco de piedra y sin saber qué decirle, pero me pareció tan…diferente que sentía que quería saber algo más sobre este chico.

Me atrae mucho la gente diferente o, como digo yo, la “gente grande”, esas personas que se salen de la norma y que son difíciles de encontrar, y solo por pararme de esa manera merecía toda mi atención.

Nota de Álvaro

Las oportunidades pasan continuamente por delante de tus ojos, pero tu eres el único que puede ser capaz de aprovecharlas mediante la toma de acción. La paro de una manera honesta, congruente y directa, expresando mi interés en ella y en su tatuaje, pero no sólamente le subcomunico que quiero conocerla, si no que yo también me abro para que ella me empiece a conocer y se sienta segura y cómoda con la persona que tiene delante.

Me preguntó el motivo de mi tatuaje, y aunque este chico tan extrovertido me inspiraba confianza no dejaba de ser un completo desconocido, así que intenté evadirle el tema. Seguimos hablando sobre los rumbos que llevábamos cada uno ese día, y no sé porque le comenté que trabajaba por el centro…pero recibí la respuesta que esperaba: “Si trabajas por aquí podríamos quedar un día para tomar un “electro-café” y seguimos la conversación”.

Inmediatamente saca su smartphone y me dice: “Como me has parecido una chica tan extrovertida y original, quiero pedirte un favor: apúntame tu telefóno y nos ponemos en contacto para tomar ese “electro-café”.

No suelo dar mi número a un desconocido por la calle, porque aunque de primeras me causó buena impresión quien sabe, podría ser un pesado, un cerdo, un megalómano…pero me impactó tanto este chico que sentía que debía conocer a esa persona que me había parado de esa manera, que me había hablado con tanta naturalidad y que no paraba de sonreír; se lo di, tenía que saber que había tras esa personalidad tan extrovertida y curiosa…

Nota de Álvaro

Cuando hables con una chica, no te fijes en cómo es su aspecto, fíjate en la personalidad que mueve a ese cuerpo tan hermoso. Esto nos desmarcará del resto (si quieres puedes leerte mis artículos de “cualificación I” y “cualificación II”, en el que lo explico de una manera más avanzada). Además, antes de pedirla el teléfono propongo un plan, porque ella necesita saber para que quiero su teléfono y sentirse más segura y cómoda al dármelo (échale un vistazo al artículo “El síndrome del coleccionista de teléfonos“)

Hace ya unos meses que conozco a Álvaro y las impresiones que tuve en el primer encuentro las he podido confirmar y, sobretodo, reforzar. Desde mi punto de vista, he disfrutado mucho más conociendo a alguien de esta manera, supo entrar bien por los ojos desde el primer momento…y agradezco mucho que lo hiciera, no me suele gustar que me paren por la calle pero este caso ha sido una excepción muy grande.

Gracias Álvaro.

Si quieres saber cómo desarrollar tu actitud seductora en tu día a día para mejorar tu éxito con las mujeres, haz click aquí: “Seducción Élite”. También puedes inscribirte ahora en uno de mis talleres presenciales de seducción nocturna o diurna para incorporar nuevos hábitos y potenciar todas tus habilidades seductoras. 

Comments

  1. Eres único Álvaro, no cambies nunca 🙂

Leave a Reply to Álvaro Reyes Cancel reply

*

https://forms.aweber.com/form/61/608618861.htm