Mejora tu estado de ánimo aprendiendo a respirar.

¿Estás estresado, nervioso o con ansiedad?

Resulta que si te concentras en tu respiración durante unos minutos, esta acción podría relajarte. No esperes más, pruébalo ahora antes de seguir leyendo, hazte consciente de tu respiración y hazlo de una manera profunda y tranquila llevando el aire a la zona abdominal. Focalizar la atención en la respiración levanta el ánimo y según dos estudios recientes, practicar habitualmente este tipo de respiración consciente puede mejorar incluso la salud mental.

En un experimento que se publicó en 2011 en el International Journal of PsychoPhysiology, varios investigadores enseñaron a sujetos sanos a practicar la respiración abdominal profunda.

Descubrieron que aproximadamente, hacia los 20 minutos de mantener la atención respirando de esa forma, experimentaban menos sentimientos negativos, presentaban más serotonina en sangre (un neurotransmisor que permite la mejora del estado anímico) y más hemoglobina oxigenada en la corteza prefrontal, un área relacionada con la atención y el procesamiento cognitivo.

Otro estudio, publicado en la revista Cognitive Therapy and Research, se centró en los síntomas depresivos. Los pidieron a voluntarios sanos que se concentrasen en su respiración y se mantuviesen conscientes de ella y continuamente, sin dejar que su mente divagase.

Durante cada sesión de 18 minutos los investigadores preguntaron con frecuencia a los participantes si lo estaban consiguiendo. Los que fueron capaces de mantenerse atentos a su respiración expresaron que se sentían menos negativos y obsesivos, y mostraban menos indicios del resto de los síntomas de la depresión.

La concentración en tu respiración te permite desconectar de tus problemas u obsesiones, que son el factor principal de riesgo para la depresión.

¡Todo el mundo puede practicar esta técnica tan renovadora y simple! Siéntate de una manera cómoda y respira profundamente manteniendo la atención en tu respiración y siéntela con todo detalle: en tu cavidad nasal, en el pecho y en el abdomen, nota como el aire se va moviendo dentro de ti y ve siguiendo su recorrido. Si notas que tu mente comienza a fluir, trata de volver a dirigir la atención a su respiración, es importante.

Al principio puede parecer difícil mantener la atención, pero con un poco de práctica deberías llegar a concentrarte durante 20 minutos, que es el tiempo que estos estudios consideran beneficioso.

Cuando le hayas encontrado el gusto, incluso unos pocos minutos de respiración atenta te ayudarán a calmarte antes de cualquier situación que te parezca algo estresante. También puedes aprender a meditar para relajarte, encontrarte contigo mismo y practicar tu presencia, es decir, vivir el momento.

¡Saludos!

¡No olvides visitarme en Facebook y suscribirte (en el formulario de arriba a la derecha) para recibir en tu correo vídeos de mis interacciones con mujeres, anécdotas y artículos exclusivos!

Comments

  1. Edagr LifeStylee says:

    Gracias,Alvaro Por Compartir Esta Maravilloso Dato Si Funciona Y Se Siente Muy Bien Y Estimulantemente Lo Hare Contastemente,Saludos 😀

Leave a Reply to Edagr LifeStylee Cancel reply

*

https://forms.aweber.com/form/61/608618861.htm