Mi Primera Experiencia Tántrica

El otro día estaba en mi descanso de trabajo y revisé mi e-mail, normalmente abarrotado de dudas de seguidores cuando vi que uno de los negocios contenía un título diferente al resto en el que se incluía la palabra “tantra”.

Tantra es una palabra que mi cabeza la asocia al sexo y yo, como buen hombre, tuve que hacer click para ver que misterios entrañaba ese mensaje. Era un amigo que me comentaba que había probado los masajes tántricos y me decía que si aún no lo había probado, era algo que tenía que hacer. La verdad es que le llamé rápidamente porque efectivamente nunca había ido a ninguno, estaba un poco reacio porque lo identificaba a algo similar como “irse de putas” y necesitaba una explicación que aclarase mi mente y la despejase de cualquier duda.

MASAJE-SHIVA-VISHNU

Álvaro: “Juan, explícame que es eso. Me dijiste que te ibas a centrar en el Daygame y ahora me saltas con eso. Sorpréndeme.”

Juan: “Amigo Álvaro, estate tranquilo, sigo dándole duro al Daygame. El otro día conocí un centro de masajes tántricos y quise probar la experiencia. El masaje tántrico es un tipo de masaje erótico que despierta tu energía sexual. La masajista te da un masaje muy placentero y tu que hablas mucho de vivir el momento o estar en estado, deberías probarlo porque este masaje te hace desconectar del mundo real y estar en contacto con un montón de emociones que recorren tu cuerpo al recibir este masaje. La verdad que salí muy revitalizado y con la energía por las nubes, me pareció una experiencia excepcional”

Álvaro: “Sabes que soy una mente inquieta, pues me lo pensaré.”

Justo en ese momento me encontraba en Barcelona y buscando en internet encontré una página web (eMasajes.com que me llevó al centro de masajes tántricos en Barcelona eMasajesBarcelona.com). La web me dio buen rollo y los servicios que ofrecían me resultaron muy interesantes así que me animé a probarlo, aunque sinceramente iba un poco inseguro sobre cómo sería la experiencia vivida.

Según llegué, la recepcionista me atendió con una sonrisa y me llevó a una habitación amplia, iluminada tenuamente con velas, con mucha decoración budista, con lámparas colgantes y con un olor a incienso que hacía que el espacio en el que me encontraba fuera mucho más acogedor. A continuación llegó la masajista, una señorita muy sexy rusa llamada Nataxa (podéis ver las fotos en la web… es preciosa) y me dijo que me diese una ducha tranquilamente y la esperase tumbado en un colchón con unos cojines que tenían en la sala.

unnamed

Mientas estaba tumbado apareció la señorita Nataxa con un pequeño tanguita blanco y negro y me dijo que me relajase mientras empezaba a darme un masaje con unos aceites calientes que duró una hora, envuelto entre aromas, caricias, MUCHO PLACER y música relajante.

Sinceramente, fue una experiencia que no me esperaba para nada. Fue una sensación muy excitante el hecho de sentir como Nataxa bailaba encima mía mientras me masajeaba con sus rodillas, sus pies, sus manos y respiraba cerca de mi nuca. Hizo despertar una serie de emociones que gracias al ambiente que se respiraba en esa sala pude detectarlas y sentirlas de una manera muy intensa.

Disfruté mucho de un momento tan íntimo y sensual. Desde aquí aprovecho para mandarles un saludo y darles las gracias por hacerme sentir tan cómodo en su compañía. He descubierto un mundo increíble del cual me gustaría saber más para vivir de una manera más intensa mis relaciones sexuales y estoy seguro que repetiré mi experiencia con ellos.

Speak Your Mind

*

https://forms.aweber.com/form/61/608618861.htm