¿Es Posible Ligar En El Gimnasio?

Si vas al gimnasio probablemente te hayas dado cuenta de que hay bastantes mujeres en buena forma y que despiertan interés en nosotros. ¡Por supuesto! Es un sitio completamente enfocado y dedicado a gente que están buscando verse lo mejor posible.

Efectivamente, conocer una chica en un gimnasio puede suponer un reto mucho mayor que el entrenamiento más duro del mundo. Afortunadamente, aplica reglas similares: Tómatelo con calma, no lo estires demasiado y no tengas miedo. Aquí, te voy a dar los mejores consejos que le van a hacer el foco para pasar de entrenar a quedar (contigo):

girlgym

1. Acude al gimnasio regularmente

Y saluda a todo el mundo, sin importarte quien sea. La gente tiende a ir al gimnasio a horas similares y ella tenderá más a tener una conversación contigo si te reconoce y te ve simpático que con alguien que es totalmente un extraño. También, apúntate a clases y organízate la semana para ir a estas. Siempre veo que la gente antes de las clases de Spinning hablan y comparten risas, así que aprovecha para preguntarle si es su primera clase, qué es lo que le gusta de esa clase exactamente y cuales son sus objetivos a largo plazo o si hay algún sitio para tomar un smoothie cerca del gimnasio.

2. Lo que hagas, hazlo con confianza

Esto es algo que lo necesitas con cualquier mujer con la que quieras hablar en cualquier momento, pero en el gimnasio es especialmente crucial. Tu estás rodeado de hombres que tienen confianza o que están intentando tenerla, esto significa que necesitas ser uno de ellos, sobre todo cuando vas a iniciar una conversación. La confianza en ti mismo permitirá que la gente se relaje y es una de las cualidades más atractivas que puedes tener.

3. Empieza ligero

Si, los leggings hacen trabajar a tu imaginación, pero su mentalidad cuando está en el parque es muy diferente que cuando ella está en una discoteca de fiesta. Trata de tener una conversación sobre entrenamientos, alimentación sana o cualquier cosa que te permita tener una conversación tranquila, siempre mezclándolo con tu sentido del humor. En este tipo de ambientes, el juego que realizas equivale a una maratón y no a un sprint.

4. Piropea sus complementos

En el gimnasio tienes que tener mucho cuidado con qué inicias la conversación o podrá mandarte de paseo. Si ella está llevando una camiseta que nunca habías visto pregúntale donde la ha comprado o si la ha hecho ella. O con cualquier complemento. Di algo como “Estoy buscando comprar un regalo para mi amigo/primo similar. ¿Dónde lo compraste?”

5. Coincide en algún ejercicio en la misma máquina

Hay veces que el gimnasio está lleno de gente y hay pocas máquinas para realizar un ejercicio en concreto. En vez de esperar a que una máquina esté libre para hacerlo, si ella lo está haciendo también, comparte máquina con ella.

6. Impresiona con tu personalidad, no con tus pectorales

Quizás piensas que levantar una barbaridad de peso va a hacer que ella te mire más, pero realmente ella apenas te presta atención, permitiendo que puedas lesionarte o algo peor. Si levantas grandes pesos, que sea por ti, no por ella. Deja a tu ego de lado y ve a hablar con ella si estás interesado, de una forma en la que ambos os sintáis cómodos y sin poner en peligro su reputación (y a tuya).

maxresdefault

7. Pide ayuda ú ofrece la tuya

Si ella normalmente frecuenta una máquina determinada del gimnasio, piropea su fuerza de voluntad y muestra interés por la rutina que ella realiza. Espera que ella no esté en mitad del ejercicio, debes ir a hablar con ella o antes o después de realizarlo, nunca durante.

También puedes observar cómo lo hace y si tienes unos mínimos conocimientos de gimnasio, brindarle tu ayuda. Siempre que te enfocas más en ayudar que en recibir, es cuando la gente empieza a confiar más en ti y a brindarte su apoyo. Así que si ves que está haciendo algo que puede mejorar, no dudes en decirle cómo lo harías tu. Pero no seas el típico “Sabelotodo”, ella no aceptará consejos de alguien que no lo hace mejor. Así que cómo he dicho antes, deja tu ego de lado y encuentra algo en lo que puedas aportar de una manera honesta.

8. Vístete bien

Si no vistes o hueles bien, no pierdas el tiempo empezando una conversación. Antes de preocuparte por el resto, preocúpate por ti. Esto es algo clave.

9. Encuentra el momento

Es embarazoso que te interrumpan en mitad del ejercicio, así que como bien he dicho unas líneas más arriba, inicia la conversación antes o después del ejercicio. Y pide ayuda por algo mostrando un interés genuino por lo que hace sin ser empalagoso. Yo así conseguí salir con mi monitora de Spinning, así que tu también puedes.

10. Consigue su número

Cómo he dicho anteriormente, tienes que encontrar el momento. Así que cuando sientas que haya confianza, coméntale que te gustaría tomar algo y dale tu teléfono para que ella te apunte su número. Y sobre todo, esto hazlo cuando estás a punto de irte del gimnasio.

Hace poco en mi canal de Youtube subí un vídeo de preguntas y respuestas por Snapchat, donde me preguntaban esta duda y fue la que me motivó para hacer este artículo en el que pudiese extenderme un poco más.

Además si quieres saber consejos avanzados sobre cómo despertar interés de mujeres en cualquier ambiente, no te olvides de acceder a mi Universidad –> universidadalvaroreyes.com

Speak Your Mind

*

https://forms.aweber.com/form/61/608618861.htm