La gestión emocional a través del lenguaje corporal

Como sabemos, la parte no verbal de la comunicación aproximadamente es el 93% del mensaje. El movimiento del cuerpo puede transmitir información acerca de las emociones o indicarnos rasgos de la personalidad, actitudes e incluso de las creencias y valores de las personas.

El cuerpo es el principal comunicador, por eso es importante saber leer este tipo de lenguaje adaptándolo al contexto en el que se encuentra. Las miradas, los gestos y las posturas que utilizamos para transmitir el mensaje, dicen mucho más que lo que tratemos de expresar con las palabras.

Todos sabemos comunicar de manera mas o menos eficiente. Sin embargo, ante ciertas situaciones, perdemos nuestros recursos o facultades y ello influye en nuestra expresión, restando comodidad y confort a nuestra comunicación.

Modificar el estado de ánimo a través del lenguaje corporal.

Nuestros gestos dicen mucho más que nuestras palabras.

Como se ha confirmado mediante investigaciones neurocientíficas, las señales no verbales suelen ser más espontáneas, menos disimulables y menos susceptibles de ser manipuladas.

De hecho, cuando nos enfrentamos a dos señales contradictorias (una verbal y otra no verbal), lo mas natural es confiar en aquella que es más difícil de fingir. Imagínate que una chica se encuentra con un hombre que se las quiere gastar de seductor y mientras le habla de lo confiado y seguro que es, evita el contacto visual y se mete las manos en los bolsillos. Esta última señal desacredita todo lo que ha dicho. Por ello es útil tener en concordancia el lenguaje verbal y no verbal.

Normalmente este lenguaje corporal que utilizamos para transmitir el mensaje, suele ser inconsciente, por eso si tratamos de que este sea algo mas consciente, seremos más efectivos a la hora de comunicarnos.

¿Que ventajas tiene hacer que nuestro lenguaje corporal lo expresemos de una manera consciente?

Cuando te vas sumergiendo en el mundo del lenguaje corporal te vas a ir dando cuenta de que vas adquiriendo determinadas posturas corporales según las sensaciones/emociones que estés experimentando.

Una vez que somos conscientes de nuestro lenguaje corporal, a veces, cuando nos ponemos nerviosos vamos a ser capaces de detectar que estamos ofreciendo una postura que refleja ese nerviosismo y al darnos cuenta de ésto, conscientemente vamos a cambiar nuestra postura para tratar de transmitir la imagen que queremos ofrecer y… ¿sabes qué?

Al corregir esta postura corporal no solo vamos a transmitir la imagen que queremos mostrar, si no que nuestro cerebro va a hacer que nos sintamos como queremos sentirnos, solamente corrigiendo esa postura.

Cuando empezamos a titubear delante de una chica, cuando estamos en una entrevista de trabajo, cuando tenemos que dar una charla delante de un montón de gente… Si sabemos modular y potenciar nuestro lenguaje corporal en esos momentos, nos va a permitir hacer una gestión de nuestras emociones más efectiva.

¿No os empiezan a parecer cada vez más útil los conocimientos sobre esta materia? Suscríbete al formulario que encontrarás en la parte superior derecha de esta página y recibe actualizaciones para mejorar tu lenguaje no verbal y tu presencia.

¡Abrazos!

Comments

  1. Llegué por casualidad a tu blog y me parece muy interesante.

    Saludos

    Laura
    http://www.elartedelaestrategia.com/lenguaje_corporal.html

Leave a Reply to Laura Cancel reply

*

https://forms.aweber.com/form/61/608618861.htm