Juega con tus vulnerabilidades y siéntete más sexy

El tío mas alfa, el líder de la tribu y otros sinónimos ridículos. Desde la escuela americana de seducción se nos ha metido la creencia de que para ligar hay que ser el tío más duro, el que mas musculitos tenga, el que más “desprecie” a las mujeres y pase de ellas es el que más éxito va a tener con ellas.

Yo no puedo parar de reírme cuando escucho estas absurdeces en boca de otros, porque es ridículo y mucha gente que lo lee, lo prueba y los resultados que obtienenen son menos que nada y encima creen que la culpa es del resto, porque ellos los están haciendo como pone en su manual de seducción. Manuales que están hechos de humo y sólo son para vender. Piénsalo, si te interesa una mujer… ¿Por qué tratas de mostrarte no interesado?. Para darnos con un cazo en la cabeza, de verdad…

Quiero aclarar un concepto y es que el hecho de mostrar interés no significa que vayamos a querer algo más con esa persona, simplemente es una manera honesta de abordar a esa chica. Que la mostremos nuestro interés no significa que vayamos a acostarnos con ella, por lo menos yo busco algo más en ella que me convezca para realmente irme a la cama con su compañía.

Mucha gente cree que mostrando interés, perdemos valor porque estamos mostrando nuestras cartas, pero podemos mostrarnos interesados y seguir resultando un reto para ella, una cosa no quita a la otra.

Pero repitiendo conceptos, no hace falta ser el más alfa, el más fuerte y el que más músculos tenga para ligarse a una señorita, porque si trabajas tu cuerpo pero no tu intelecto, a lo mejor consigues algo con una chica por unas horas, pero esa chica te aseguro que no querrá nada más contigo si no la conquistas a un nivel emocional y eso no lo haces sólamente con tus músculos.

El hombre del siglo XXI

Quizás el ser fuerte se llevaba en la prehistoria cuando esos líderes eran los más aceptados socialmente por las mujeres porque la ofrecían esa seguridad que ella necesitaba, pero la mujer ya no es esa mujer prehistórica o esa mujer que hace 50 años no podía acceder a un puesto de trabajo, ahora ya tienen esa independencia económica y pueden ganar incluso mas que un hombre por lo que ya pueden vivir sólas y se van a comprometer con el hombre que ellas elijan, puesto que ahora tienen la opción de poder vivir sin un hombre a su lado para sobrevivir.

Ese hombre es el que llamo “el hombre del siglo XXI“, un hombre con el plano emocional y sexual equilibrado, empático y con habilidades sociales que le permiten hacer sentir a la mujer segura, comprendida y atraída, entre otras cosas.

La sociedad evoluciona y la seducción también, por eso seguir jugando a ser el más Alfa y esconder las vulnerabilidades para ser más atractivos y desprender más valor es contraproducente, realmente porque lo que hacen esto se creen que mostrándo esas vulnerabilidades van a ligar mucho menos y van a ser inferiores, cuando realmente el que es inferior es el que tiene miedo a mostrarlas.

El que acepta esas vulnerabilidades y no tiene ningún miedo a mostrarlas es mucho más sexy a los ojos de una mujer. De hecho, ocultar vulnerabilidades nos va a jugar muy malas pasadas porque las chicas son unas expertas detectoras de incongruencias. ¿No sabéis a que me refiero?

Los cuatro niveles en la comunicación

Existen cuatro niveles en la comunicación: El nivel verbal, el nivel no verbal, el nivel emocional y el nivel de los microgestos.

Cuatros niveles de la comunicación

Cuando hablamos y utilizamos una serie de gestos para esta comunicación, somos totalmente conscientes de que palabras y que gestos estamos utilizando, ya que lo elegimos nosotros mismos.  Por eso el nivel 1 y el nivel 2 son conscientes, pero cuando nos estamos comunicando con nuestro interlocutor podemos sentir una serie de emociones que puedes ser o no conscientes, por lo que el nivel 3 es semiconsciente.

¿Qué ocurre si nuestro lenguaje corporal y verbal es completamente diferente a nuestras emociones? Que estas emociones van a afectar al cuarto nivel, el nivel de los microgestos, que se producen en nuestro cuerpo de manera completamente inconscientes y son el reflejo de nuestras emociones. Da la casualidad de que las mujeres son unas expertas lectoras de este lenguaje de los microgestos y si tratamos de aparentar algo diferente a lo que estamos sintiendo, ellas lo van a detectar. Y empezar una interacción ya con una mentira, es un poco feo…

Además de la sensación de incomodidad e inseguridad que vamos a causar en la otra persona. Si no os creeis que las mujeres son una expertas interpretadoras de este lenguaje de microgestos, imaginad como ellas entienden lo que necesita un bebé en cada momento cuando éste aún no tiene la capacidad de hablar.

Tenemos que hacer que esas vulnerabilidades jueguen a nuestro favor y muchos os estaréis preguntando cómo diablos se hace eso. Como os he dicho, aceptar nuestras vulnerabilidades es algo sexy y más si lo hacemos con humor, por ejemplo: “Hola, que tal. Te he visto y te juro que estoy algo nervioso. Esto no lo suelo hacer a menudo, pero mira aquí estoy haciendo lo que nunca hago. Ahora entiendes el causante de tal nerviosismo pero creo que si en 5 minutos nos llevamos bien, se me habrá pasado. Por cierto, soy Álvaro”.

Fácil, sencillo y más eficaz que ir de super dominante. Ya habrá tiempo para ser dominante y también para dejarse ser dominado, no tengáis prisa. Lo importante es intentarse sentirse cómodo con la situación y si no te sientes así, juega con esa inseguridad, ya verás como te hace sentir más cómodo.

Si quieres saber cómo desarrollar tu actitud seductora en tu día a día para mejorar tu éxito con las mujeres, haz click aquí: “Seducción Élite”. También puedes inscribirte ahora en una de mis sesiones de coaching online para incorporar nuevos hábitos y potenciar todas tus habilidades seductoras.

Comments

  1. francisco says:

    Me identifico con tu enseñanza Bryant. Gracias por esta perla.!

Leave a Reply to francisco Cancel reply

*

https://forms.aweber.com/form/61/608618861.htm