Debate: El papel de lo “externo”

¡Buenos días familia!

¿Qué día de la semana es hoy? ¡Lunes! Así que, como un Lunes que es, hoy toca sacar a la luz un nuevo tema para debatir.

El tema de hoy tiene mucho que ver con el nombre del blog, es un tema quizás un poco difícil y confuso, pero estoy seguro de que vais a responder y sorprenderme con respuestas realmente ingeniosas.

¿Qué es ser feliz?

Seguramente sea una de las definiciones más controvertidas y complicadas. Pienso que la felicidad es algo relativo y según a la persona que preguntes, cada una va a tener su propia idea sobre lo que significa la felicidad para ellas.

Hay gente que si le preguntas por felicidad te responde cosas como: “tener un buen coche”, “tener mucho dinero”, “tener un trabajo en el que ganes mucho y trabajes poco”… TENER, TENER y TENER. Gente que no valora lo que es, si no lo que tiene, por lo que su felicidad depende de lo externo y de las condiciones en las que viva.

Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias.

Locke, John

Sin embargo, hay gente que si le preguntas por la felicidad te responde cosas como: “Disfrutar de una maravillosa conversación con mi amiga Cibeles”, “Sonreír cada mañana cuando me levanto”, “Quedar con mis amigos y disfrutar con su compañía”, “Disfrutar de cuando haga sol, lluvia o incluso nieve”.

El papel de lo externo en la felicidadEn definitiva, para estas personas, ser feliz es disfrutar del momento que se les presente, por muy “simple” que pueda ser para algunos. Ser feliz es aceptar el momento en el que vives y sacarle el máximo partido.

Ser feliz es llorar, es sonreír, es soñar. Ser feliz es valorar, escuchar, compartir, ser generoso, amar y disfrutar.

Ser feliz es autoconocerse y autoaceptarse, quererse y valorarse. Gente que su felicidad depende lo interno y de lo que ellos sean.

La felicidad es algo que te pasas la vida buscando en cosas grandes y que realmente se encuentra en lo más pequeño, en esas cosas tontas que nos alegran la vida.

 

Hay una frase que vi hace tiempo que resume muy bien todo esto: “Cuánto gozamos con lo poco que tenemos y cuánto sufrimos por lo mucho que anhelamos.”

Para mí la auténtica felicidad es la que presenta el segundo tipo de personas que he mencionado. Y aquí viene el tema del debate:

Si ser feliz se basa en estar contento contigo mismo, ¿Qué papel juega lo “externo” (el dinero, las posesiones, el estatus y el poder)?

Si no puedes desplazarte a Madrid para un taller presencial, no te preocupes, apúntate aquí a una sesión de coaching online para aprender a perder el miedo en las interacciones sociales y recibir asesoramiento sobre tu lenguaje corporal para que puedas expresarte con confianza y puedas entender los mensajes sutiles que te envía la otra persona.

Comments

  1. Mar trull says:

    La felicidad es ese gran enigma…
    Mucha gente dice que la risa es síntoma de alegría y por lo tanto de felicidad, pero otras veces los sensibleros lloramos de gusto, de pasión o en resumidas cuentas, por algo k nos encanta.
    Hoy en dia los pequeños placeres de la vida se pierde en larguisimos caminos que marca el consumismo, quizás es por eso que vivir una experiencia en la que todo te cambia y subsistes con lo mínimo te puede abrir mucho los ojos, sin tener en cuenta qué compras sino qué haces para irte a la cama con una satisfacción enorme.

  2. En mi opinión las circunstancias externas no juegan un papel predominante a la hora de ser feliz, si bien es cierto que la medida en la que nos volvemos dependientes de lo “externo”, nuestra capacidad para ser felices varía, normalmente de forma descendente. Ahora mismo recuerdo a famílias cercanas a mi y que son realmente muy humildes. Todas ellas suelen reirse a menudo. Quizás porque sus riquezas son las internas; afecto, actitud, paciencia y sabe compartir. ¡Yo creo que ésta última aporta mucha felicidad! Saludos.

  3. Yo no considero que la felicidad sea completamente ajena a lo externo. En lo externo pocos o ninguno encontrarán de verdad la felicidad, pero casi todos necesitamos tener ciertas necesidades cubiertas (comer, dormir, resguardarnos), y éstas pertenecen a lo externo, para intentar alcanzar la felicidad de lo interno.

    Un poco en la línea de la pirámide de Maslow (http://es.wikipedia.org/wiki/Pir%C3%A1mide_de_Maslow) aunque no necesariamente así.

    Y para poner el punto gracioso, un dicho de éstos que se ven por twitter (En contrapunto a ésta línea de pensamiento)
    “El dinero no da la felicidad, pero yo prefiero llorar en mi Mercedes”

  4. En primer lugar buen post. Por otra parte, lo externo lo considero como si fuera un parque de diversiones, es un lugar en donde uno tiene que jugar y divertirse y por sobre todo no tomarselo demasiado enserio (algunas cosas), ya que todas las personas son pasajeras en nuestra vida, y como personas que son no podemos controlar sus pensamientos ni nada, simplemente hay que dejar que sean y si me llevo bien con aquella persona perfecto, vamos a estar caminando un tiempo juntos. Pero hay otras cosas en el mundo externo como el deporte para mi, que significa mucho entonces mas que un juego me lo tomo como un desafio, algo en donde me tengo que superar. Todo depende de la importancia que les demos a las cosas pero lo que si….. yo voy a vivir toda mi vida conmigo entonces eligo que mi mundo interno este en paz y en tranquilidad, en el externo es donde juego 😉

  5. myrdepicas says:

    No sabría decirte donde reside la felicidad (ni me atrevería) . O cual de las muchas felicidades que una persona puede expresar es la más real o la más cierta. Pero sí puedo contestar a tu pregunta del debate.

    Somos seres individuales que vivimos en contacto con un ecosistema (más natural, más antrópico… un ecosistema a fin de cuentas). Pensar que nosotros somos un ente separado de eso es pensar una gigantesca tontería, porque nos dedicamos a intercambiar información y energía con nuestro entorno constantemente. Por tanto lo externo no deja de ser un complemento más a nuestra forma de vida que es un pilar fundamental en nuestra felicidad. Somos influidos constantemente por lo externo y nosotros influimos a lo externo y a los demás.
    Uno está contento con uno mismo cuando está contento con lo que le rodea y disfruta de su interacción con estos factores externos, se puede decir que una persona contenta es una persona que tiene un equilibrio. Cada persona necesitará una dosis diferente de lo externo para alcanzar su equilibrio y ser feliz.

    Por poner un ejemplo, que creo que ha quedado todo muy repetitivo:
    Yo me siento feliz cuando estoy tirada en la playa con mis amigos de resaca infinita y nos ponemos a comentar las locuras de la noche anterior. Soy feliz por tener amigos y por las vivencias que hemos compartido juntos… Pero no estaríamos en la playa sin dinero y quizás no podríamos reírnos tanto sin tener una cámara de fotos (posesiones) y nos divertimos porque compartimos inquietudes en nuestro mismo ámbito social (estatus)

    Se feliz Mr. Love

  6. BucaraShop says:

    No más que el papel que Tu le quieras poner a ellos en “tu vida”… Comprendo que la “Felicidad” esta a disposición de la mente, de allí parten y se crean todos esos sentimientos que nos harán reir, alegrar,.. sentirnos bien..
    Por lo tanto de que dependa o no, tu felicidad Tú la decides,.. solo no olvides que ‘Es’.
    Buena energía locos.

  7. Nightcrawler says:

    “El dinero no da la felicidad…” y tu interlocutor repite la aburrida cantinela monocorde -“pero ayuda a conseguirla”- y se queda tan tranquilo/a, vamos, todo un must. La prueba está en toda esa gente que llora en sus Mercedes, como bien dice Pakopa.

    Permitidme que añada otro enfoque a la pregunta:

    La felicidad… se CREA… o se OBTIENE?

    Si somos constructores de felicidad tendremos para nosotros y para el resto, pues es algo que generamos, si solo somos recolectores, consumidores y compradores, jamás tendremos suficiente.

    Para un constructor de felicidad el dinero es un MEDIO para obtener recursos, herramientas y materiales, lo cual seguro que hará su cometido mas fácil y efectivo, para un recolector/consumidor el dinero es un FIN en si mismo o la coartada perfecta para justificar su frustración (Es que… no TENGO un Bentley, no TENGO casa, no tengo…).
    Creo que el tema podría dar para mucho y por eso lo dejo a medio cocer, seguro que se nos ocurren mas cosas.

    Un abrazo a tod@s

  8. Hace unas semanas cené con una familia de paisanos. No tenían practicamente nada. Eran tán pobres que no habían vasos suficientes para todos – tuvimos que compartir 3 entre 8 personas. Sin embargo, la familia era muy simpática, muy generosa (nos tratamos como reyes) y FELIZ!

    Sin duda es posible tener poco y disfrutar mucho!

    Pero…eso quiere dicer que yo podría estar feliz en las mismas circunstancias como las de aquella famila? No.

    Allí las cosas se complican un poco.

    Para mí, la felicidad viene con progreso personal. Siempre quiero mejorarme en todos campos – y para realizar eso hay que tener metas. Muchas veces el externo forma parte de esos objetivos. La realización de esas metas me hace feliz – en primer lugar por el desarollo personal y el sentimiento de logro….luego la obtención de cosas materiales es un bonus.

    Al final veo las cosas externas como cosas que pueden aumentar la felicidad…no crearla

  9. Para mi ser feliz es una cualidad que depende mas de lo que uno es, que de lo que posee, centrar tu vida en poseciones materiales tiene una gran desventaja y esta radica en que siempre existira el riesgo de que algun revez economico, catastarofe natural o robo pongan fin al paraiso del que dispones.

    Para mi la felicidad esta en conocerse y buscar todos los dias mejorarse y superarce por si mismo, ver los retos como una oportunidad de crecimiento y aprendizaje mas que como una catastrofe. Todos los dias compartir momentos unicos, rodeado de las personas que son mas importantes en tu vida. saludos Bryant Un fuerte abrazo desde Colombia.

Leave a Reply to Mar trull Cancel reply

*

https://forms.aweber.com/form/61/608618861.htm