De La Escasez A La Abundancia, Por Joselito.

Siempre fui un niño ocupado con mis tareas (fútbol, estudios, piano…) y con mis comeduras de cabeza. También me gustaban mucho las chicas pero no conseguía tener el éxito que quería aparte de algún escarceo cuando sonaba la campana, es decir, cuando ellas querían.

Yo de antes conocía chicas guapas de noche y de día, SÍ, para que negarlo, incluso siempre había la mítica chica guapa en el colegio o en la universidad de la que te acababas enganchando sin quererlo. O tenía un lío de una noche y no paraba de mensajearla sin pretexto alguno los días siguientes.

Y todo ello, porque no tenía más opciones e iba a por la primera que me hacía un caso mínimo. Vamos, lo que Tyler Durden denominaba “MENTALIDAD DE ESCASEZ”. Éste decía que acostándote con diez chicas más olvidarías por completo a la chica de tus sueños, pero ¿cómo iba hacer eso? Mucha teoría y poca práctica.

Mentalidad de escasez en la seduccion

Estrés en época de exámenes

Parar a chicas por la calle y conocer el mundo de la seducción

Había pasado por un par de relaciones fallidas y bastante frustrantes, y comencé a ver unos vídeos de hace ya cerca de 4 años de gente que paraba a chicas por la calle pero me parecía que lo hacían de broma como para pasar el tiempo. Y me dije a mí mismo, vaya y porqué no lo voy hacer yo también. Sin pensármelo dos segundos, empecé en la universidad a pararlas y como yo siempre le he llamado a la técnica de la “auto presentación”. Todo muy divertido, sí, pero sin un objetivo claro.

Hasta que un día, un colega mío, me regaló un enlace al dropbox con un saco de diferentes libros de autores de seducción americanos, de los cuales sólo leí el de Style en narración. Me gustó y comencé a ver vídeos de Style y Mystery sin parar en youtube. Y mira, de algo me sirvió para aprender inglés jejeje.

A lo que iba, mucha técnica nocturna por aquí, mucho pavoneo por allá, pero nada de nada. No había dios que los interiorizara. Hasta que un día intentando encontrar al genuino SashaDaygame y sus fotos con macizas en Facebook, encontré a un tal Álvaro Reyes (Daygame), un moreno acompañado de una rubia sonriente debajo de un paraguas. Y pensé vaya… voy a ver qué se cuenta éste.

Y así me pasé desde Septiembre hasta Noviembre espiándole cada dos por tres y viendo sus estados actualizados, cada cual más interesante y provocativo. Impulsado por su efusividad, me puse en contacto con él como en Noviembre del año pasado para preguntarle acerca de si el estrés mataba la socialización.

Y así era. Cuando te enfocas en una tarea muchas veces nos cuesta focalizarnos en otras tareas como dar el 100% en el ligoteo en época de exámenes. Eran épocas jodidas para poder ligar con chicas. Estoy seguro que a más de uno le habrá pasado.

El estrés mata la socialización

Pues tuve a este señor como acicate desde enero hasta agosto que estamos ahora y me ha hecho creer en mí mismo y en situaciones insospechadas en las que se puede llegar a conocer a una chica o chico. Pero el comienzo no fue nada fácil. Por ejemplo en Febrero, Marzo o Abril, llegaba de meterme 10 horas de clase en la universidad o 4 o 5 horas de laboratorio incluso tenía que empezar y terminar el proyecto fin de carrera y sólo me quedaban ¡dos meses!.

Y ¿cómo iba a socializar con tanto estrés? ¿Cómo iba a terminar mi carrera universitaria en el último curso y conocer a las chicas?. Todavía me acuerdo los primeros días de meterle caña al daygame llegué a tener como 9 rechazos un mismo día y llegar a casa muy jodido y preguntarme si todo era por el estrés porque siempre me consideré bastante extrovertido y social. O igual sólo tenía la oportunidad de conocer a 5 chicas durante la semana porque no salía ni de fiesta ni entresemana e iba estresado de un lado para otro siempre con prisa.

Así era imposible. Sólo lo conseguía en el transporte público. Un gran vídeo de Álvaro Reyes de cómo conseguir números en el metro fue un auténtico aliciente para mí. Para seguir intentándolo más que nada. Me daba igual sólo abordar a 5 a la semana pero iba consiguiendo lo que quería socializar con la panadera, el bedel de la universidad, con gente mayor que yo por ejemplo.

Ya en Mayo, en época de exámenes, a un mes del taller de Álvaro, las cosas a base de esfuerzo y constancia, y curiosidad me iban mejor, estaba aprobando todos mis exámenes finales y el proyecto iba cogiendo color y poco a poco socializaba más y mejor. Nunca fui de estudiar en bibliotecas porque me distraigo fácil, si no de encerrarme en casa y así apruebas SÍ pero no conoces a tanta gente.

Llegó junio, y el taller de un chaval llamado Álvaro Reyes. Nunca lo había visto en persona pero le preparé todo el planning del fin de semana cómo se lo merecía, claro que sí, después de las chapas que le había metido, con mis constantes dudas y comeduras de cabeza. Este tío sin duda alguna merecía la pena, estaba seguro de ello.

Y así fue, nada más llegar y bajar del bus me incitó a parar a tres chicas que estaban ya metiéndose en otro autobús. Tarea imposible. Luego fui yo el que lo incité a entrar a tantas otras. Y así voló la tarde entera junto a su lado. El día siguiente vino el taller. Los ejercicios que se realizan, te dan una dinámica para abordar mujeres hasta antes nunca vista. Yo todavía me pregunto si hoy en día tendría la capacidad de abordar de la manera tan salvaje como lo hago.

Sin duda alguna, fue el empujón que necesitaba. Creo que este tío es mi alma gemela, y es el único que me puede seguir el ritmo. En el siguiente párrafo os contaré una de esas historias que te marcan con unas rusas que conocí después del taller ya a finales de este julio.

Mentalidad de abundancia en la seduccion

Joselito y la chica rusa.

Ligando en la estación de autobús

Hace una semana estaba haciendo Daygame con un amigo y al acabar lo acompañé a la estación de buses para que sacara el billete de vuelta. Y claro (por cierto, nunca he visto lugar más idóneo para el daygame que las estaciones de bus, metro, tren donde la gente está esperando como mucho 30 min) vi a 4 chicas bastante guapas en la estación sacando unos billetes para irse a otro lado.

A mí me llamaron la atención dos de ellas. Una morena de ojos azules y una rubia que parecía rusa. Sin pensármelo demasiado, me acerqué en inglés, pero vaya que acerté ¡eran rusas! y encima sabían castellano mejor que yo jajaja. Sin más preámbulos, me acerqué al grupo y me dieron permiso para hablar con la rubia por unos minutos. La alegría de la chica y nuestras ganas de pasárnoslo bien hicieron de las dos siguientes noches un festín.

Desde que he conocido la seducción de día y he tomado la acción nada más pensarlo (si lo piensas ya estás jodido) mi vida ha cambiado por completo. ¿Escasez? ¿Qué es eso? Lo sé y lo mejor es que ya forma parte de mi pasado.

Ya no tengo esa sensación de arrepentimiento que solía tener al llegar a casa y no paraba de dar vueltas en mi cabeza como un torbellino. Porqué no la hablé, ¿por el qué dirán? ¿Estrés? ¿Realmente tengo miedo a que me rechacen delante de otra gente? A la mierda el qué dirán. Y seguramente, tampoco les interesará lo que os contaré a continuación.

Ahora mismo, esta tarde, estaba discutiendo con un amigo y preguntándole qué se debía de hacer cuando se tenían planes y tantas opciones A, B, C, D, E, F, G, y H… y de qué manera gestionarlos durante la semana. Y me he dicho: vaya… cómo cambian las cosas después de conocer a fondo el Daygame.

Gracias por vuestra lectura, siempre vuestro…

JOSELITO.

Si quieres seguir a Joselito en Facebook, haz click en este enlace (https://www.facebook.com/pages/Joselito-Reyes-Daygame). Si quieres plantearme algún tema de en particular, sólo tienes que decírmelo a través de mi Facebook (Álvaro Reyes), de Twitter @alvarodaygame o en los comentarios de aquí abajo. ¡No olvides suscribirte (en el formulario de arriba a la derecha) para recibir en tu correo vídeos de mis interacciones con mujeres, anécdotas y artículos exclusivos!

Comments

  1. David García says:

    Me ha gustado mucho el artículo y me he sentido muy identificado en algunos aspectos, en especial lo del extres.
    Actualmente me paso la semana currando a destajo y cuando se acaba el verano, currando y estudiando. Me paso 6 días a la semana con el estrés por las nubes y luego llega la noche del sábado y aparte del esfuerzo de salir que de por si me cuesta debido al cansancio, me cuesta demasiado ponerme a sargear en serio.
    Se que antes de salir a sargear tienes que poner tu vida en orden para tener la actitud adecuada y no ver saboteado tu juego interno, no vale estar puteado durante toda la semana y disfrazarte de seductor el sábado, pero para aquellos que no podemos hacer más de lo que estamos haciendo para cambiar nuestra situacion, ya sea por un trabajo que odies y no puedas cambiar aún, época de exámenes o cualquier otra circunstancia que nos pueda estar jodiendo el juego interno y que no este en nuestras manos solucionarlo en un espacio de tiempo menor, tu que has estado en esta situación que consejo nos das para poder disfrutar del sargeo a pesar de todo.

  2. Totalmente de acuerdo David, de que sirve ser el mejor boxeador si no tiene uno oxigeno para aguantar los raunds , Yo en lo personal he caído en el vicio de los videojuegos pero ya quiero calmarme sino nunca voy a salir a ligar , hay que poner las cosas en su lugar , saludos

Speak Your Mind

*

https://forms.aweber.com/form/61/608618861.htm