Alcanza el éxito con la confianza moderada.

¿Cuantas veces has oído que el tener una alta confianza en ti mismo es la clave fundamental para conseguir el éxito profesional? Creo que ya es hora de poner fin a este mito, porque he llegado a la conclusión de que la confianza moderada es con la que probablemente logres ese éxito.

Tras desenvolverme en multitud de situaciones, la experiencia me ha enseñado que la confianza cuando es moderada, es muy útil. Ni una baja confianza, ni una alta confianza, ¿Por qué?

La confianza baja lo que hace es que te infravalores y sigas siendo portador de muchos miedos, que debido a tu baja autoestima tu cabeza esté abrumada por multitud de preocupaciones y eso te conduzca a situaciones muy estresantes, lo que va a conllevar a que abandones antes de tiempo distintos tipos de tareas y no consigas ser perseverante.

En cambio, la confianza alta tiene el efecto contrario, hace que te sobrevalores, que seas muy optimista, que creas que todo lo que haces está bien hecho y desestimes las valoraciones negativas externas que te hacen. Al final, la alta confianza en ti mismo te vuelve mas arrogante y menos proclive al cambio, ya que estás sumergido en la fantasía de que lo estás haciendo correctamente por muy mal que te vaya.

La confianza moderada, la más útil.

La confianza moderada hace que prestes mas atención a las críticas negativas y seas más autocrítico. La mayoría de la gente con alta confianza, como ya he comentado antes, está atrapado en su mundo de positivimo, no suele prestar atención a las críticas y acaba cayendo una y otra vez en el mismo error por creer que lo está haciendo correctamente y desestimar esas ayudas externas.

La confianza moderada para alcanzar el éxito.

La autocrítica puede ser un hábito beneficioso.

Puede que pienses que la confianza moderada te volverá un poco pesimista, pero si tienes claro tu objetivo y tienes esa ambición para conseguirlo, rendirás mejor que cualquiera, ya que para ser el mejor en algo, tu tienes que ser tu crítico mas duro y ver en lo que fallas, pero si eres muy confiado y optimista, apenas te vas a criticar y siempre seguirás con la misma actitud.

Debes estar siempre alerta y nunca bajar la guardia, hacerte preguntas para ver como puedes mejorar, porque una vez que dejas de hacerte estas preguntas, te estancarás y dejarás de progresar.

La confianza moderada hace que nos sintamos motivados para exigirnos mas y estar más preparados. Si tienes unas metas claras y definidas, el tener esta confianza moderada te a a permitir ser consciente de las cosas en las que fallas y vas a disponer de incentivos para trabajar mas duro.

¿Recordáis a Michael Jordan? Michael Jordan era el mejor jugador de su época, lo tenía todo, todo el mundo le alababa y coreaba su nombre en los partidos. Él, podía haberse relajado y no haberse exigido mas a sí mismo, pero en cambio, cada vez que algún partido le salía mal y alguien le criticaba, pegaba esa noticia en la pared de su habitación. Era un competidor nato y usaba las críticas para motivarse y ser mejor en su profesión.

La confianza moderada no solo reduce las posibilidades de ser arrogante, si no de ser engañados. Las personas con confianza moderada suelen ser mas propensos al reconocimiento de los errores en lugar de culpabilizar a otra persona y también suelen reconocer el mérito de los demás. Esto no solamente nos hace mejorar día a día, si no que también hace mejorar a la gente que está a tu alrededor.

Ahora es el momento de ver que tipo de autoestima tienes, si te hace mejorar día a día o por contra, te mantiene estático en un mundo que está cambiando continuamente. Te dejo aquí algunos consejos para mejorar tu confianza en ti mismo que espero te sirvan.

Si quieres saber cómo desarrollar tu actitud seductora en tu día a día para mejorar tu éxito con las mujeres, haz click aquí: “Seducción Élite”. También puedes inscribirte ahora en una de mis sesiones de coaching online para incorporar nuevos hábitos y potenciar todas tus habilidades seductoras.

Speak Your Mind

*

https://forms.aweber.com/form/61/608618861.htm